No temas, no desmayes.

Cuando dejé que Jesús entrara en mi vida, experimenté como un baño de amor difícil de explicar. Jesus llenó mi corazón de una forma que jamás había experimentado ni vivido. Nada podía compararse, ni si quiera el enamorarme que es lo que buscaba volver a vivir en ese entonces. Bromeaba y decía que Jesus arruinó los conciertos para mi porque experimenté su presencia al cantarle con todo mi corazón y la emoción de los conciertos no le llega ni a los talones. Experimenté felicidad rebosante, no tengo otra forma de describirlo.

Cuando empecé a caminar siguiendo a Jesús escuchaba constantemente “Dios es bueno” “Dios es fiel”. Y lo curioso es que después de experimentar su amor, muchas de las cosas que yo quería empezaron a desmoronarse poco a poco y no entendía. Se supone que Dios es bueno y Dios es fiel, por qué me pasa todo esto? Qué clase de testimonio voy a dar a la gente? Más que exaltar Su nombre siento que lo avergüenzo.

He llorado, he renegado, he pataleado. Hasta he resentido el hecho que Dios haya entrado en mi vida. Escuchaba una canción que decía “Me elegiste antes que dijera sí” y sentía resentimiento. Pero al final de todo solo me resignaba y aceptaba. “Dios, me has elegido y ni sé para qué. Nada de esto me gusta pero no puedo imaginar mi vida sin Ti. No quiero una vida sin Ti”. Experimenté la felicidad que viene de Su amor y no podía renunciar a ella.

Dios me ha ido sorprendiendo poco a poco, ha ido moldeando y transformando mi corazón, sanando cosas que ni sabía que necesitaba sanar, llevándome a cumplir sueños que ya había olvidado. Es difícil confiar en medio de una tormenta, sobre todo cuando pareciera que Dios no te está escuchando, se requiere fe. Pero por fin puedo decir con convicción: Dios realmente es bueno y Dios realmente es fiel.

Mateo 8:24 Y de pronto se desató una gran tormenta en el mar, de modo que las olas cubrían la barca; pero Jesús estaba dormido. 25 Y llegándose a El, le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos , que perecemos! 26 Y El les dijo: ¿Por qué estáis amedrentados, hombres de poca fe? Entonces se levantó, reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma.

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados

Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Isaias 43:2 Cuando pasares por las aguas, yo seré contigo; y por los ríos, no te anegarán. Cuando pasares por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

Deutoronomio 21:8 El Señor va delante de ti; él estará contigo, no te dejará ni te desamparará. No temas ni te intimides.

Isaias 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

No lo olvides.

QDTB,

Vivi 🖤

Has invitado a Jesus en tu vida? De verdad DE VERDAD? Sólo di esta oración de salvación con todo tu corazón, es así de simple 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.